Laguna de Rocha


El Paisaje Protegido Laguna de Rocha es la séptima área incorporada al SNAP y la tercera en el
departamento de Rocha. Tiene como objetivos conservar sus valores naturales, preservar la
interacción armoniosa entre la naturaleza y el ser humano, y evitar usos incompatibles con este
ecosistema tan diverso como frágil.



Se encuentra sobre la costa atlántica del departamento de Rocha. Ocupa una extensión aproximada
de 22.000 hectáreas, que incluyen 7.200 de cuerpo de agua, lomadas, llanuras, la faja costera y
parte de la plataforma oceánica.



La laguna se comunica periódicamente con el Océano Atlántico a través de un sistema de apertura y
cierre de la barra arenosa. Su baja profundidad -58 cms. promedio- y la mezcla de aguas marinas y
continentales favorecen el desarrollo de una notable biodiversidad.
Constituye un ecosistema importante como sitio de alimentación, nidificación y reposo de grandes
concentraciones de aves, principalmente acuáticas. En los arroyos y bañados cercanos habitan
nutrias, carpinchos, tortugas, zorros y lobito de río; en el campo abundan el ñandú y la mulita.
También es hogar del sapito de Darwin, una especie amenazada a nivel global.
La zona oceánica del área es relevante como sitio de cría de especies de valor comercial y
traslación de cetáceos como la ballena franca y el delfín franciscana.



Más de 200 especies de aves, tanto migratorias como residentes habitan en el área. Se destacan:
rayadores, gaviotas, gaviotines, garzas, chorlos, patos, chajáes y aves rapaces como el caracolero.
Es uno de los pocos sitios del país donde habitan el flamenco y el coscoroba (una especie amenazada).
La población de cisne de cuello negro es una de las mayores del mundo.