Los Botes


Es la playa de los atardeceres, de los pescadores y del Cristo del Lucho.
Con la tardecita llegan las barcas con pescado fresco a ese pequeño puerto natural que forma una punta rocosa.



Los restoranes transforman el pescado fresco en exquisitos manjares, que invitan desde lejos con un aroma muy peculiar.