La mesa de La Paloma


La naturaleza en Rocha es generosa con todo lo que nos regala: frutos del mar, ganadería, jabalíes, ñandúes, verduras, hortalizas, granos, uvas; todos productos naturales y frescos.
Su uso, combinados con la calidez de su gente, derivan en una cocina realmente disfrutable.



En La Paloma decimos que tenemos "un paisaje de sabores", sostenido por los frutos del mar,
los productos frescos del día, los corderos criollos de pasturas saladas, el arroz del norte y el butiá. Se combinan sencillamente, destacando la personalidad y sabor de los mismos, logrando una identidad gastronómica. Todo eso, con algunos ingredientes comunes: buenos productos y el amor por la cocina -herencia de los antepasados-.



Del mar usamos la brótola, el cazón, la sarda, el pejerrey y lenguado de las pequeñas barcas que nos proveen cada día.
De las lagunas extraemos el delicioso camarón y el cangrejo siri.
De las Lomas de Narváez, sacamos las vides para elaborar un excelente vino, para acompañar nuestras comidas y brindar por la felicidad de los que nos visitan.